0 elementos
+34 657 818 109 / +34 666 734 744contacto@syndicali.com

¿Cómo funciona un departamento de contenidos? Guía de organización y estructura

por | Oct 30, 2018 | PROCESOS |

GUÍA

30 OCTUBRE, 2018

CONTENIDOS

Estructura de un departamento de contenidos según tareas, roles y habilidades

¿Por qué son importantes los workflows o flujos de trabajo para la creación de contenidos?

El marketing de contenidos está en boga dada su directa y demostrada implicación en la consecución de objetivos y resultados de las empresas. Es por este motivo, que contar con un departamento de contenidos bien estructurado, se convierte cada vez más, en una necesidad tanto para grandes como para pequeñas y medianas empresas.

Para dar seguimiento a esta necesidad, que en ocasiones puede derivar en graves problemas e incluso en pérdidas de oportunidades, es que hemos preparado esta guía en la que detallaremos desde la estructura ideal de un departamento de contenidos hasta los pasos que explican el desarrollo de los workflows o flujos de trabajo de creación de contenidos.

Antes de empezar a desarrollar la estructura ideal de un departamento de contenidos según roles profesionales, queremos aclarar que somos conscientes de que el tamaño de la empresa o negocio es un aspecto determinante para poder contar con más o menos capital humano que se traduzca en un mayor o menor número de efectivos dentro del departamento general de contenidos.

Dicho de otro modo, en muchos casos, ante la falta de personal suficiente, las empresas deberán fusionar algunas de las responsabilidades y cargos que veremos a continuación y adaptarlos según los recursos disponibles.

Una vez aclarado este punto, entremos directamente en materia.

Estructura de un departamento de contenidos según tareas, roles y habilidades

Partimos de la base de que los profesionales “híbridos” son cada vez más demandados por ser capaces de aportar sus habilidades en distintas áreas.

Es un hecho que las empresas buscan con mayor frecuencia perfiles profesionales “multitarea” que puedan acometer distintos trabajos y asuman las responsabilidades asociadas a cada uno de ellos, garantizando una óptima ejecución al contar con las destrezas necesarias para llevar a cabo los procesos con éxito.

¡Veamos cuál será la estructura ideal de nuestro departamento de contenidos por tareas!

1/ Estrategia

El primer proceso que acometeremos en nuestro departamento de contenidos tendrá que ver con el diseño de la estrategia de contenidos que llevaremos a cabo.

Nuestra estrategia deberá ser sólida y tener en mente todos y cada uno de los objetivos que queremos conseguir a nivel de empresa.

En este punto es importante no confundir una estrategia de contenidos con un plan o un calendario editorial

En la estrategia no se trata de ver cuándo vamos a publicar qué o quién va a crear el contenido, sino que en ella se analiza el contenido en sí que necesita nuestra marca, el contenido que quiere nuestro público y el que ya hemos generado y que se puede readaptar.

Por esto, todas las acciones de nuestra estrategia estarán enfocadas tanto en alcanzar el correspondiente objetivo como en dirigirse al target adecuado.

¿Qué responsabilidades serán necesarias en relación a la estrategia?

Principalmente, van a ser dos:

  • La primera será crear y documentar nuestra estrategia apoyándonos en la ayuda y los conocimientos del líder del equipo.
  • La segunda será conocer las necesidades intrínsecas al sector en el que desarrollamos nuestra actividad.

¿Qué cargos pueden tomar las riendas de este proceso?

Por un lado tenemos al responsable jefe de contenidos y por otro lado, al director de marketing.

¿Qué habilidades serán necesarias?

Son cuatro las habilidades principales enlazadas al proceso de creación y diseño de la estrategia de contenidos.

  • Planificación editorial.
  • Creación de contenidos.
  • Captación de audiencia.
  • Análisis de datos.

2/ Planificación editorial

Una vez diseñada la estrategia, el siguiente paso que se hace necesario en todo departamento de contenidos es el relacionado con la planificación editorial y que conlleva un amplio abanico de acciones.

¿Qué responsabilidades serán necesarias en relación a la planificación?

Como decíamos, en este proceso las acciones son unas cuantas y entrañan las siguientes responsabilidades por parte del profesional o profesionales a cargo.

A saber:

  • Determinar los temas a publicar, así como los tipos y formatos que tendrán cada uno de los contenidos que creemos.
  • Establecer los estándares mínimos para cada publicación que aseguren el nivel de calidad y el aporte de valor suficiente para nuestra audiencia.
  • Desarrollar los distintos flujos de trabajo y cada uno de los procesos necesarios.
  • Gestionar las piezas de contenido a lo largo de todo el ciclo de vida del mismo.
  • Replantear o integrar contenidos ya creados en modo de nuevas republicaciones que aseguren su total adecuación temporal y de datos.

¿Qué cargos están implicados en este proceso?

Aquí van a ser tres los perfiles profesionales más afines al proceso, el primero de ellos será el editor jefe, el segundo de ellos será el director o responsable de marketing de contenidos y el tercero de ellos el content strategist.

¿Qué habilidades serán requeridas?

Destacamos cuatro habilidades de campo que habrá que poner en práctica y que son:

  • Estrategia.
  • Creación de contenidos.
  • SEO.
  • Análisis de datos.

3/ Creación de contenidos

Este proceso es uno de los claves en todo departamento de contenidos y su importancia afecta por igual a grandes, medianas o pequeñas empresas.

¿Qué responsabilidades serán necesarias en relación a la creación?

Las podemos resumir en tres:

  • Escribir piezas de contenido de todo tipo según sea necesario. Aquí nos referimos a que puede ser desde core content (estudios, guías, ebooks, whitepapers, etc.) a microcontenidos (publicaciones en redes sociales, contenidos curados, etc.) pasando por contenidos que se encuentren en la parte media de la pirámide de contenidos (artículos de extensión media, webinars, guest posts, etc.)
  • Grabar podcasts como aporte de contenido audio y que tan de tendencia es.
  • Grabar vídeo contenidos con el que agilizar y dar respuesta a la demanda de contenido audiovisual y así hacer nuestras las ventajas del videomarketing.

¿A qué cargos afecta este proceso?

Pues aquí estarán implicados desde los redactores hasta los profesionales de sistemas audiovisuales (realizadores de vídeo, ingenieros audiovisuales, etc.).

¿Qué habilidades serán necesarias?

En este caso ascienden a cinco las habilidades principales que habrán de ser cubiertas:

  • Planificación editorial.
  • Edición (tanto de textos como de medios audiovisuales).
  • SEO.
  • Diseño gráfico y visual.
  • Gestión de sitios web /Experiencia de usuario (UX).

4/ Diseño

Si nuestros contenidos están bien creados pero adolecen de una “imagen” atractiva que los respalde, los resultados que obtendremos estarán limitados. Acompañar a nuestras creaciones con diseños que llamen poderosamente la atención de la audiencia supone una gran ventaja competitiva que no debemos despreciar.

¿Qué responsabilidades serán necesarias en relación al diseño?

Las tareas más importantes en cuanto a diseño son tres:

  • Desarrollo de elementos visuales en distintos formatos (vídeo, imágenes, gifs, infografías, etc.) que transmitan tanto variedad como calidad de cada uno de nuestros trabajos.
  • Crear, mantener y garantizar la consistencia del branding visual, de forma que nuestra marca sea perfectamente identificada por la audiencia.
  • Diseño web, que garantice unos estándares de calidad y de frescura o diferenciación para con nuestra marca.

¿Qué cargos están afectados por este proceso?

Evidentemente, los implicados en este proceso serán el director creativo y el o los diseñadores.

¿Qué habilidades habrá que acreditar?

Por lógica, las destrezas requeridas serán una perfecta capacidad para crear contenidos, un excelente nivel de diseño web y los conocimientos suficientes para garantizar una experiencia de usuario adecuada.

Integrantes de un departamento de contenidos

5/ Edición y revisión

No sólo sirve con que creemos contenidos, no sólo vale con que los diseños asociados a nuestras piezas de contenidos sean buenos. En la misma medida, tenemos que preocuparnos de que nuestros textos cumplan una serie de pautas que serán responsabilidad de los profesionales al cargo. Todas estas pautas tendrán como recompensa contenidos de calidad que se distingan de la ya desmesurada cantidad de contenidos mediocres que existen en el mercado.

¿Qué responsabilidades serán necesarias en relación a la edición y revisión?

Sabiendo lo anterior, las principales responsabilidades en este proceso serán:

  • Revisión que asegure que se cumplen las reglas de gramática, sintaxis y ortografía.
  • Edición del estilo y el tono empleados en cada pieza.
  • Verificación de datos que asegure la veracidad de cada uno de los datos empleados como soporte en nuestros contenidos. Las “fake news” abundan más que nunca y hemos de buscar que no se cuelen de ninguna de las maneras en nuestros trabajos.
  • Inserción de enlaces, artículos relacionados, banners, códigos, etcétera con los que buscamos provocar interacciones desde el interior de la propia pieza de contenido.

¿Qué cargos asumirán las tareas de este proceso?

Pues en este caso tendremos involucrados al proofreader o revisor de textos y al editor de copy.

¿Qué habilidades serán necesarias?

  • Planificación de contenidos.
  • Creación de contenidos.

6/ SEO

Todos los procesos anteriores serían inútiles si no estuvieran acompañados de una correcta optimización en buscadores.

¿De qué sirve que escribamos un contenido maravilloso y super interesante si luego la audiencia no sabe que existe? Por este motivo, una de las claves en nuestro departamento de contenidos pasa por contar con profesionales SEO que nos guíen y nos marquen las pautas a seguir para conseguir que nuestras creaciones estén en lo más alto y sean encontradas y tomadas como referencia por parte del público que está realizando una búsqueda en concreto.

¿Qué responsabilidades serán necesarias en relación al SEO?

Las tres principales responsabilidades en este punto serán:

  • Optimizar el contenido para que posicione mejor en buscadores y sea encontrado de forma más eficiente por nuestra audiencia.
  • Identificar las oportunidades SEO para ponerlas en práctica y generar resultados.
  • Dirigir y llevar a cabo auditorías de contenidos que nos muestren los puntos débiles y los errores que estamos cometiendo, y que también nos informen de las fortalezas y puntos ganadores que tienen nuestros contenidos.

¿Qué cargos estarán al mando de este proceso?

Evidentemente el primero será el especialista SEO y el segundo el SEO copywriter.

¿Qué habilidades habrá que acreditar?

  • Planificación editorial.
  • Creación de contenidos.
  • Gestión de Social Media.
  • Manejo de tecnologías.
  • Gestión website y de experiencia de usuario.
  • Análisis de datos.

7/ Responsable de Social Media

Otra parte fundamental de nuestro departamento de contenidos ideal será aquella enfocada a la distribución de los contenidos que creamos. En línea con ello, deberemos tener al frente a profesionales que desarrollen unas actividades muy concretas.

¿Qué responsabilidades serán necesarias en relación a Social Media?

Cinco son las tareas principales que definen lo que un profesional de Social Media tiene que llevar a cabo en cuanto a contenidos:

  • Diseñar la estrategia de Social Media y asegurar que mantiene un perfecto equilibrio con la estrategia general de contenidos que hayamos marcado.
  • Definir qué canales de distribución son los más idóneos y cómo actuar en cada uno de ellos.
  • Establecer las formas más adecuadas de promoción de contenidos para aumentar el alcance de los mismos.
  • Realizar tareas de community management o gestión de comunidades para que nuestras conversaciones en Social Media sean perfectas en formas, frecuencia y tono empleado.
  • Poner en marcha un completo ejercicio de Social listening con el que obtengamos información de nuestra audiencia presente y futura.

¿Qué cargos liderarán este proceso?

Como seguro estás pensando, al frente de este proceso de Social Media estarán el community manager y el Social Media Manager.

¿Qué habilidades deben acreditar?

  • Relaciones Públicas.
  • Marketing con influencers.
  • Creación de contenidos.
  • Planificación editorial.

8/ Gestión de emails

Otra de las gestiones asociadas a nuestro departamento de contenidos serán las relacionadas con el email marketing y, en concreto, con la gestión de emails de nuestra marca.

¿Qué responsabilidades serán necesarias en relación a la Gestión de emails?

Nos encontramos con cuatro responsabilidades que dan forma al perfil de este punto:

  • Diseñar una estrategia de creación de audiencia a la que impactar con nuestros contenidos.
  • Realizar acciones de retención y fidelización de la audiencia creada con el objeto de retener a posibles usuarios y clientes.
  • Hacer un seguimiento continuo e implementar acciones analíticas que nos den información del funcionamiento y evolución de las acciones realizadas.
  • Crear bases de datos generales, así como específicas para distintos fines usando la segmentación de clientes.

¿Qué cargos estarán implicados en este proceso?

Aquí encontraremos al mando, al especialista o responsable de email marketing y al analista de datos de email marketing.  

¿Qué habilidades deberá tener?

  • Generación de audiencias.
  • Retención de clientes.
  • Copywriting.
  • SEO.

Integrantes y funciones de un departamento de contenidos

9/ Desarrollador web

Para plasmar todo lo que queremos decir, necesitamos de un lienzo que nos sirva para pintar el cuadro final que serán nuestros contenidos. Para elegir las medidas y el mejor material para el lienzo inicial en blanco que será nuestra web, así como para hacer los retoques al cuadro terminado contaremos con el desarrollador web.

¿Qué responsabilidades serán necesarias en relación al Desarrollador web?

Las tareas asociadas al desarrollo web pueden resumirse en tres:

  • Diseñar, implementar y hacer análisis mediante tests A/B.
  • Definir los wireframes y prototipos que mejor encajen con nuestro proyecto.
  • Buscar una usabilidad y funcionalidad web que permita una navegación fácil, intuitiva y que retenga y anime a los usuarios a ir de un sitio a otro sin salir precipitadamente.

¿Qué cargos tomarán el timón en este proceso?

Aquí encontramos al diseñador ux a cargo de la experiencia de usuario, al diseñador ui a cargo de la interfaz de usuario y al propio desarrollador web como tal.

¿Qué habilidades serán las idóneas?

  • SEO.
  • Creación de contenidos.
  • Website /ux /ui.
  • Generación de audiencias.

10/ Investigación

La creación de contenidos de calidad requiere de unos procesos de investigación de temas, fuentes y datos que se antojan vitales dentro de nuestro departamento de contenidos.

¿Qué responsabilidades serán necesarias en relación a la Investigación?

Las responsabilidades que se deberán atender en este proceso se resumen en cuatro:

  • Llevar a cabo el diseño y realización de estudios y encuestas que nos den información sobre futuros temas, tendencias y la idoneidad o no de temáticas entre nuestra audiencia.
  • Desarrollar historias basadas en los datos recogidos en los estudios, o lo que es lo mismo, poner en práctica los datos recogidos en modo teoría.
  • Investigar y certificar la originalidad de las creaciones de los autores, esto implica hacer estudios antiplagio para evitar riesgos de creación de contenido duplicado y las posibles sanciones derivadas de ello.

¿Qué cargos patronearán este proceso?

El encargo de este proceso será el responsable de investigación, pudiendo incluso sumarse al equipo el perfil profesional de documentalista.

¿Qué habilidades deberán demostrarse?

  • Estrategia.
  • Creación de contenidos.
  • Social Media.
  • PR y Marketing de influencia.

11/ Analista de datos

Para cerrar todos los procesos participantes en nuestro departamento de contenidos ideal deberemos contar con un perfil que se encargue de analizar todo lo que hacemos.

¿Qué responsabilidades serán necesarias en relación a la Analítica de datos?

Este perfil para dar forma a los distintos reportes con la información recogida de cada una de nuestras acciones directas o indirectas de contenidos realizará al menos tres tareas:

  • Gestión en Google Analytics y otras herramientas de análisis.
  • Seguimiento del impacto del marketing de contenidos en la empresa que nos permita valorar tanto el ROI como la evolución idónea de las acciones llevadas a cabo.
  • Transformar los datos recogidos en acciones a llevar a cabo o lo que es lo mismo, implementar la teoría en forma de práctica para obtener los mejores resultados posibles.

¿Qué cargos serán los capitanes de este proceso?

Al mando de estas tareas estarán el analista de datos de marketing y el responsable de la analítica de marketing de contenidos.

¿Qué habilidades serán necesarias?

  • Estrategia.
  • Planificación editorial.
  • Social Media.
  • Emailing.
  • SEO.
  • Generación de audiencias.
  • Tecnología.

Qué profesionales trabajan en un departamento de contenidos, Syndicali

¿Por qué son importantes los workflows o flujos de trabajo para la creación de contenidos?

Antes de meternos a explicar las 6 etapas que intervienen en la creación de un flujo de trabajo de marketing de contenidos, se impone que aclaremos lo que es un flujo de trabajo en sí.

Podemos decir que un flujo de trabajo es un proceso que arranca cuando se genera la idea y avanza hasta que la pieza de contenido llega al target que teníamos establecido como receptor.

También es necesario que digamos que, tristemente, son aún muchos los profesionales de marketing de contenidos que no están poniendo en marcha de la forma más adecuada los flujos de trabajo relacionados con el departamento de contenidos.

Y no lo están haciendo entre otras cosas porque no lo están documentando, no están poniendo por escrito los flujos de trabajo que intervienen en todo el proceso relacionado con los contenidos y esto abre la puerta a una serie de problemas.

Cuando los flujos de trabajo sí están documentados el ahorro de tiempo y dinero se hacen evidentes y retornan entre otras cosas en más tiempo para crear nuevos contenidos con los que alcanzar a la audiencia.

En todo el proceso de trabajo asociado al departamento de contenidos, los datos e informaciones que se manejan varían en formatos que van desde las hojas de cálculo o los documentos de texto hasta los correos electrónicos o las comunicaciones en plataformas internas (tipo slack).

Si todo esto no se maneja de la forma adecuada, la ineficiencia, los fallos y la pérdida de tiempo estarán asegurados, por no hablar de la falta de transparencia o de la incapacidad para identificar responsabilidades.

Por eso, cuando un responsable de marketing de contenidos permite que la estrategia sea verbal se arriesga a obtener unos resultados peores.

Dicho esto, ahora sí, ya estamos preparados para ver las 6 etapas que mencionábamos al principio de este punto.

Las 6 etapas de un workflow o flujo de trabajo de contenidos

 

1/ Generación de ideas

En esta etapa lo primero que tendremos que hacer será establecer el proceso y designar a la persona encargada de recibir las solicitudes de trabajo.

Para establecer el proceso debemos hacer valer un principio básico como es que todas las solicitudes de trabajo se realicen de la misma manera.

En este sentido, deberemos ser inflexibles para que no haya desviaciones en el proceso y todo el mundo lo respete.

El proceso podrá ser una dirección de correo electrónico a tal efecto, un formulario web o una herramienta concreta con la que gestionemos nuestro trabajo. La forma nos da igual, porque lo realmente importante es que se cumpla la recepción por un único canal.

También es importante antes de arrancar el proceso mantener una conversación con los implicados de forma que les “recordemos” de forma oral, las bases para garantizar que nos compartan la información adecuada así como las expectativas del proyecto.

Si el proceso no cuenta con una cabeza visible que se erija como alma mater del proceso, correremos el riesgo de que todo se complique o directamente no se den resultados.

Contar con un organizador responsable será garantía para que el proceso avance de forma óptima.

El segundo paso a dar en la generación de ideas consiste en pedir a cada uno de los implicados en este proceso de ideación que nos remitan un briefing creativo orientado a resultados.

¿Qué es un briefing creativo?

Un briefing creativo es un documento de una sóla página en el que se describen los objetivos de contenido, los mensajes, el formato, el diseño y el ROI que se espera tener.

A pesar de que parece una tarea simple y sencilla, la realidad es que puede ser complicado conseguir que cada implicado cumpla con su parte y nos haga llegar su “informe creativo”.

Usar fechas indeterminadas para establecer las fechas límites o ampararse en los estándares de la empresa para justificar el tono, son dos argumentos habituales a la hora de emitir briefings creativos lo que deriva en que los escritos que recibe el responsable del proceso de creación de ideas sean incompletos e inconsistentes.

Otro aspecto que debemos asegurar es que el briefing creativo, además de simple, esté orientado a resultados y contenga la información suficiente que permita tomar decisiones específicas.

2/ Priorización de las tareas

En esta etapa, la primera de nuestras actuaciones consistirá en clasificar todas y cada una de las solicitudes que recibamos por orden de prioridad.

Es evidente que no todas las solicitudes de contenido que se tramiten tienen la misma importancia y, por ende, debamos considerarlas por igual.

Una buena técnica para establecer y clasificar las prioridades pasa por usar un sistema de valoración del impacto potencial que tendrá el contenido que nos proponen.

Nuestro tiempo es limitado y, nos pongamos como nos pongamos, lo normal es que no podemos realizar más de una tarea a la vez, por eso, es necesario filtrar las solicitudes que entran y calificarlas según sean“prioritarias”, “urgentes”, “necesarias” o simplemente “a realizar”.

Sobra decir que, evidentemente, el orden anterior va de mayor a menor urgencia e importancia.

Cuando los recursos son limitados, es más necesario que nunca establecer un proceso de clasificación en el que demos entrada lo primero a los contenidos urgentes e importantes.

Lo siguiente será crear esquemas de proceso relacionados con la producción de contenidos.

Si tenemos claro cuánto tiempo nos lleva crear cada pieza de contenido podremos priorizar mejor nuestras tareas a realizar.

Para realizar la estimación de tiempo de cada tarea podemos valernos de datos históricos, de forma que sepamos a ciencia cierta el promedio de tiempo necesario para producir cada contenido.

A estos datos tendremos que sumarles el tiempo medio estimado en procesos de transición como pueden ser el tiempo de espera de revisiones, aprobaciones, cambios o inclusive los asociados al diseño.

En este sentido, es bueno tener en cuenta la ley de Douglas Hofstadter que dice que todo lleva más tiempo del esperado.

Será bueno que identifiquemos claramente el tiempo requerido en cada etapa, de forma que sepamos con mayor precisión lo que nos va a llevar la producción de cada tipo de contenido.

3/ Creación de contenidos

En la etapa de creación de contenidos, contar con herramientas de automatización y que nos generen recordatorios, puede sernos de gran ayuda.

Las herramientas de automatización son aplicables a la mayoría de los flujos de trabajo de creación de contenidos.

Por herramientas de recordatorios no sólo nos referimos al típico correo electrónico o a la típica notificación que nos salta en forma de ventana emergente en nuestro escritorio, aquí también podemos incluir hasta las listas de verificación que creamos a mano en Trello o incluso en Evernote.

Las herramientas de recordatorio además de a ahorrar tiempo, también nos ayudan a que nuestro trabajo sea más ordenado y más consistente.

El siguiente paso consistirá en saber y decidir en qué momento podemos asegurar que el contenido está terminado.

Así como es necesario que todas nuestras piezas de contenido pasen por un sistema de revisión que puede incluir actualizaciones o cambios, así mismo, es necesario establecer un número máximo de revisiones a hacer y que nos garanticen que este proceso no se eterniza “per secula seculorum”.

Podemos establecer por ejemplo, que para dar por terminado el proceso de creación de un contenido, el número de revisiones será de dos y el número de aprobaciones de una, de forma que una vez que se cumplan tengamos constancia de que el contenido goza del estatus de “terminado”.

4/ Organización y almacenamiento

Llegamos a la etapa de organización y almacenamiento de contenido y en ella, es altamente recomendable establecer un protocolo estricto y un sistema de nombres estándar que todo el mundo sea capaz de interpretar con solo leerlo.

Dejando claro este protocolo y las reglas de nombres será mucho más fácil que las distintas personas implicadas sepan no sólo dónde encontrar el contenido, sino también el propio contenido en sí.

Un ejemplo clarísimo es el logotipo de la empresa.

¿Verdad que este contenido debería estar fácilmente al alcance de todos los miembros de la empresa? Ahora pensemos en cuántas ocasiones hemos tenido que desperdiciar tiempo pidiendo o dando acceso al logotipo corporativo o a cualquiera de sus actualizaciones.

Debemos buscar por todos los medios que nuestro proceso de almacenamiento de contenido sea coordinado y simple, porque sólo así será eficiente. Y para cerrar el círculo irá acompañado de un sistema de nombres estándar que todo el mundo sea capaz de entender y seguir a pies juntillas.

Además, dentro de la etapa de organización y almacenamiento, será necesario crear un protocolo de transferencia.

En este protocolo buscaremos incorporar entregas que dejen claro que la pieza de contenido que se envía está terminada y lista para la promoción.

5/ Publicación y programación

Llegamos casi al último de los flujos de trabajo relacionados con los contenidos, esto es, a la fase de publicación y programación.

El contenido que publicaremos y promocionaremos será aquel que tengamos establecido en nuestra estrategia de distribución de contenidos.

A la hora de publicar y promocionar nuestros contenidos, debemos ser tan estratégicos como inteligentes y no caer en las prisas de publicar porque justo lo hayamos terminado y no nos aguantemos las ganas de sacarlo a la luz.

Buscaremos el momento más adecuado para publicar y la mejor forma de promocionarlo ya sea mediante hashtags, enlaces en publicaciones relevantes u otros métodos.

Contar con un calendario de las publicaciones que hacemos en medios “externos” nos servirá de ayuda para tener, en un tiempo mínimo, la suficiente información sobre lo que publicamos para otros.

6/ Análisis de resultados

Estamos en la última etapa del workflow de contenidos y sobra decir, que es una etapa super importante.

Al analizar resultados, veremos si el retorno de nuestra inversión ha sido positivo y si hemos conseguido cumplir el objetivo que nos habíamos puesto en el departamento de contenidos a tal fin.

Aquellos objetivos de nuestro briefing creativo de los que hablábamos antes, ¿hemos sido capaces de cumplirlos?

Las piezas de contenido que hemos ido creando, ¿han estado perfectamente alineadas con la estrategia de contenidos prefijada? Y lo que es más, ¿han cumplido las expectativas que teníamos planteadas?

Analizando resultados seremos capaces de ver qué temas y qué tipos de contenidos han gustado a nuestra audiencia, cuáles han tenido una gran repercusión entre nuestros lectores y cuáles nos han ayudado en nuestro objetivo de ventas, por ejemplo.

Un flujo de trabajo eficiente se traduce como mínimo en todas estas ventajas:

  • Menos horas de trabajo.
  • Mayor número de peticiones de presupuestos.
  • Tiempo de entrega de contenidos mucho menor.
  • Mejor coordinación de esfuerzos de todos los departamentos.

Y ni que decir tiene que todo esto afectará a que los distintos integrantes del departamento de contenidos trabajen mejor y sin estar sometidos a un extra de presión innecesaria.

Estructura de un departamento de contenidos

Después de esta guía en la que te hemos detallado la organización, estructura y flujos de trabajo asociados al departamento de contenidos, ¿te queda alguna duda que nos quieras hacer llegar en los comentarios?