0 elementos
+34 657 818 109 / +34 666 734 744contacto@syndicali.com

¿Qué se necesita para ser influencer digital?

José María Daluz González

Todos, absolutamente todos formamos parte de la audiencia de un influencer digital. Atraídos inicialmente por sus conocimientos sobre un tema determinado o por su habilidad o forma de comunicar, con el paso del tiempo esa persona pasa a convertirse en un referente tanto para nosotros como para otros muchos.

Ese es el tipo de profesional cualificado o experto en una materia en quien me he fijado para escribir este post, procurando escapar de los ranking de número de seguidores que se utilizan habitualmente para clasificar su nivel de influencia.

Y, aunque es cierto que de vez en cuando surge la polémica a causa de las malas prácticas de algunos, es un hecho que el influencer, como profesional de prestigio que cuenta con la confianza de una audiencia, es una figura que ha venido para quedarse en el mundo digital.

Desde la presentación de una película hasta la celebración de un congreso de marketing digital, todos quieren contar con la presencia de aquellos influencers que les garanticen la repercusión y visibilidad entre sus miles de seguidores y sobre quienes tienen la capacidad de influir con sus opiniones.

Esta tendencia creciente es lo que impulsa a muchas personas a pensar seriamente en desarrollar su trabajo y hacerlo público en los medios sociales con la finalidad de conseguir crear y consolidar una audiencia en el futuro.

Otras personas, por el contrario, ya se plantean desde un inicio desarrollar su proyecto al mismo tiempo que lo comparten en los medios sociales, poniendo en marcha acciones o estrategias que aceleran la creación de una audiencia numerosa.

No quisiera quitar valor al inmenso trabajo de estos profesionales haciendo una especie de lista de ingredientes con la que cualquiera puede convertirse fácilmente en influencer. De hecho, sólo un porcentaje muy pequeño de todos aquellos que lo intenten llegarán a tener éxito.

Pero si te puedo contar que después de seguir la trayectoria de algunas personas que son líderes de opinión en sus respectivos campos (o van camino de serlo), he podido observar que la mayoría de ellos y ellas comparten ciertas cualidades y habilidades personales y profesionales.

No se puede afirmar que haya un “patrón” en el comportamiento de los influencers digitales pero sí suele ser algo común que parte de su éxito se deba, además de por sus conocimientos o habilidades, por hacer las cosas de una manera similar en los diferentes medios sociales.

Y esto es de lo que te voy a hablar.

¿Qué se necesita para ser influencer digital?

No sé si es “exactamente” lo que se necesita pero, como decía antes, lo que sí he

observado es que la mayoría de estas personas tienen algunos comportamientos comunes, independientemente de su actividad o la red social en la que se encuentren.

Y esto nos puede servir de pista para explicar las razones de su éxito.

Dejan que su trabajo hable de ellos

Aunque parezca una paradoja, que lo es, la mayoría de los influencers digitales que he analizado no tenían en su cabeza la intención de llegar a serlo, símplemente se han centrado en ofrecer regularmente a sus seguidores contenido de calidad y éstos han ido aumentando en número poco a poco.

La realidad es que la mayoría se ha convertido en influencer digital sin pretenderlo, les ha sobrevenido esta condición como consecuencia de mostrar su propio trabajo, es decir, el salto a las redes sociales ha supuesto el espaldarazo definitivo para convertirse en líderes de opinión pero muchos de ellos, lo importante, ya lo traían de “casa”.

Gran parte de su éxito ha sido compartir sus conocimientos regularmente y de forma desinteresada y colaborativa lo que les ha valido para ganarse la confianza y la fidelidad de sus seguidores.

Si necesitas periodistas especializados, José María Daluz González

Esto se hace más evidente analizando la trayectoria de profesionales que están despuntando con su trabajo en los distintos medios sociales. En la mayoría de los casos se cumple esa misma premisa, la clave de su éxito tiene que ver fundamentalmente con su capacidad profesional.

La conclusión parece clara, para convertirse en influencer digital es fundamental trabajar para seguir ofreciendo contenido de calidad y mantener el interés de los seguidores a lo largo del tiempo.

De esta manera y con paciencia, la audiencia irá creciendo..

Mejoran constantemente sus conocimientos y habilidades

Sin duda, el mayor activo de un influencer digital y la base sobre la que construye, generalmente, su marca personal.

En muchos casos el conocimiento, la experiencia adquirida sobre un tema concreto o la forma de contar cosas es la razón principal para que muchas personas se sientan atraídas por estos perfiles influyentes.

Su capacidad para aportar regularmente contenido valioso y útil hace que sus opiniones sean creíbles y tengan la confianza de sus seguidores.

Por tanto, otra conclusión que podemos extraer es que la trayectoria de un influencer digital suele estar basada en su mostrar su propio trabajo o aportar los conocimientos fruto de su experiencia.

Eso es lo que le caracteriza, lo que le gusta y, sobre todo, es de lo que más sabe.

Las mejores audiencias que he visto son aquellas que evolucionan con el influencer formando parte de su desarrollo y crecimiento profesional y personal.

Mantener el interés de tantas personas sólo se consigue poniendo el listón alto en cuanto a la calidad del contenido compartido. Es importante investigar, explorar, experimentar y probar nuevas ideas o formas de comunicar.

Se muestran naturales ante sus seguidores

Su personalidad y todo aquello que le caracteriza como profesional es su tarjeta de presentación. Es lo que define su marca personal.

Se muestran desde el principio tal y como son, con sus virtudes y defectos. No tratan de contentar a todo el mundo, lo que les ayuda a reforzar su imagen pero, sobre todo, a ganar credibilidad ante su audiencia.

No intentan parecer lo que no son o aparentar saber más de lo que realmente saben. Esta es la razón de que la naturalidad y la humildad sean otras de las cualidades que he encontrado en tanto en profesionales consolidados como aquellos que “apuntan maneras”.

Reconocen sus errores o limitaciones, lo que les hace más humanos y acerca a su audiencia a un nivel más emocional.

Transmiten credibilidad y generan confianza

Si antes hablaba de que el conocimiento es la piedra angular para muchos líderes de opinión, llegar a generar y transmitir confianza es, probablemente, la cima del éxito como influencer.

Y esto sólo se consigue a base de hacer bien muchas cosas a lo largo del tiempo.

He observado que, generalmente, un influencer digital es consciente de que todo lo que publica y comparte en los medios sociales tiene una repercusión determinada, para bien o para mal. Por eso, se muestra cuidadoso y mide el alcance de su impacto ante su audiencia.

Las personas que sigo y he analizado han sabido ganarse la confianza de sus seguidores ofreciendo contenido relevante y útil de forma regular pero también mostrándose firmes en sus convicciones profesionales y personales y siendo capaces de transmitir estos principios con claridad, sencillez.

Contenidos para redes sociales hechos por periodistas, José María Daluz González

Dicho de otro modo, alguien experto en cierto tema aunque sea reconocido por ello puede no parecer creíble y no contar con la confianza de sus seguidores si perciben únicamente un interés económico o un afán de “protagonismo”.

No es fácil, nada fácil llegar a ese punto en el que miles de personas confían en el criterio de una persona o lo tienen en cuenta a la hora de formarse una opinión o realizar una compra.

” Según diferentes estudios, muchas decisiones de compra vienen condicionadas por el consejo de un influencer por una razón muy simple, nos lo dice una persona que es de fiar.”

Tienen o desarrollan sus habilidades comunicativas

La verdad es que muchos de los influencers digitales que he tomado como referencia tienen una cierta predisposición y habilidad para socializar con sus seguidores y también para comunicar de forma clara, sencilla o divertida.

Pero también es algo que otros muchos han desarrollado y perfeccionado con el paso del tiempo.

Aunque han iniciado su trayectoria como expertos en una materia pero sin demasiadas “habilidades sociales”, han demostrado una gran capacidad de adaptación y de superación de miedos y complejos.

Muchos han tenido que formarse para ponerse delante de una cámara o para hablar en público, otros han investigado, explorado, experimentado o simplemente han probado nuevas fórmulas para conectar con su público.

Se muestran cercanos a sus seguidores también en el mundo real.

Esta si que es una característica muy común en los influencer digitales a lo largo de su trayectoria, la preocupación por mantener un contacto fluido y cercano con sus seguidores, también en la vida real.

Por esa razón, ocupan parte de su tiempo en asistir a eventos en los que comparten sus conocimientos o habilidades pero también donde aprovechan para ponerle cara a muchos de sus seguidores.

Ese contacto fortalece la imagen del influencer trasladando la idea de ser una persona cercana y que agradece la fidelidad de su audiencia.

La conclusión parece clara, el influencer digital trata de consolidar relaciones de confianza con su audiencia desvirtualizando y acercándose a sus seguidores en las oportunidades que tenga.

Cumplen las expectativas de su audiencia

No importa cuál sea la red social de la que estamos hablando. Los seguidores de un influencer esperan de él o de ella un contenido determinado de forma regular.

Parece que es importante mantener una cierta consistencia y previsibilidad con los contenidos que el influencer digital comparte en los medios sociales con sus seguidores. Lo contrario supone desconcierto y con toda seguridad la pérdida de su interés.

La audiencia espera ver en su red social los contenidos creados o compartidos por el perfil que siguen fielmente en Facebook o Instagram pero pierden rápidamente el interés ante la presencia errática o imprevisible.

Como es fácil imaginar, llegar a convertirse en un una persona influyente en el mundo digital requiere no sólo disponer de conocimientos, experiencia o una habilidad determinada, también es necesario tener siempre presentes a las personas a quien se dirige y forman parte de su público.

Para terminar hay algo que tengo que decir y poner en valor. Todos las personas que he analizado, tengan más o menos número de seguidores, han conseguido o conseguirán llegar al éxito a base de mucho trabajo y de paciencia, mucha paciencia.

Crear y compartir regularmente contenido interesante, consolidar relaciones con los seguidores en los medios sociales, mantener el contacto y desvirtualizar, buscar nuevas fórmulas para sorprender o adaptarse a los gustos de la audiencia son tareas que requieren, además, de una gran motivación.

​“Crear, hacer crecer y mantener una audiencia implica una gran responsabilidad y trabajo … mucho trabajo”.

Seguramente, esta sea la razón por la que, al final, muy pocos consiguen llegar a formar parte del grupo de personas consideradas como influencers digitales.

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan las opiniones de Syndicali ni de los miembros de su equipo directivo.

JOSÉ MARÍA DALUZ GONZÁLEZ

Me gano la vida como Consultor de Marketing Digital y Community Manager. Semanalmente hablo de estas cosas en mi blog y colaboro activamente con varios grupos de networking de Vigo. Me apasiona trabajar para impulsar el comercio local de mi ciudad, especialmente, con empresarios valientes y dispuestos a experimentar e innovar. A veces, intento tocar la guitarra pero casi nunca lo consigo, de momento.

Marketing digital

Redes Sociales

Marca personal