0 elementos
+34 657 818 109 / +34 666 734 744contacto@syndicali.com

Marketing estratégico: ¿en qué consiste?

por | Abr 30, 2019 | MARKETING | 0 Comentarios

En estos tiempos en los que todo debe hacerse rápido y donde los nuevos canales como las redes sociales mandan, no hay nada más revolucionario que volver a los orígenes, al marketing estratégico.

En esta nueva entrada del blog de Syndicali te contaremos por qué hoy en día es más importante que nunca tener bien claros los conceptos de siempre, incluso cuando pueda parecer que están anticuados.

¿Qué es el marketing estratégico?

El marketing estratégico es aquel que sienta las bases de todas las campañas, acciones, canales y discursos de la empresa. Es el que marca las líneas maestras de lo que se debería hacer para promocionar los productos o servicios de la compañía en el largo plazo y sentar las bases para que nadie pierda la cabeza en el día a día o se desvíe de los verdaderos objetivos marcados.

Diferencia entre marketing estratégico y otros tipos de marketing

Con esta definición en mente, es probable que estés pensando dónde encajan otros muchos tipos de marketing como el de redes sociales, el de contenidos, las acciones de SEO, las relaciones públicas y un largo etcétera de “apellidos” que solemos añadir a marketing.

Todos los tipos de marketing anteriormente mencionados no son más que tácticas orientadas a objetivos concretos, si bien deben servir al propósito último marcado en el plan de marketing estratégico.

Por ejemplo:

  • El marketing de contenidos. En el entorno digital, los usuarios están cada día mejor informados y toman decisiones de compra basadas en recomendaciones e información que encuentran en internet. El 90% de las experiencias online comienzan en un buscador y por tanto, tiene sentido crear contenidos que encuentren los potenciales clientes para derivarlos a nuestra web, donde encontrarán la información que buscan y probablemente, terminen realizando una acción.Los contenidos, como has podido ver, sirven a un objetivo, generar tráfico web. Pero también aumentan la visibilidad online, crean una reputación y en última instancia, generan ventas. Si no hemos definido previamente una estrategia, el marketing de contenidos no servirá para nada.
  • Marketing en redes sociales. Al igual que sucede con los contenidos, si no sabemos para qué queremos las redes sociales, lo más probable es que no consigamos gran cosa en ellas. Las redes deben servir a un propósito y lo ideal es que antes de lanzarse a abrir perfiles como locos, nos planteemos exactamente qué necesitamos y qué misión va a cumplir ese perfil en redes.
  • Email marketing. Al igual que los otros dos tipos de marketing, el marketing por correo electrónico debe responder a un propósito. Enviar un correo sin ton ni son, a la hora equivocada o sin información relevante, es tiempo perdido.

Como has podido comprobar, estas formas de marketing, como otras muchas, deben ser parte de algo más grande y bien definido, el marketing estratégico, que defina lo que se va a hacer, con qué objetivo, cuándo, cómo y quién lo hará.

En qué consiste el marketing estratégico

Funciones

Implementar estas tácticas de marketing que hemos visto u otras muchas de la amplia oferta existente, no tiene sentido sin preparar primero un plan de marketing estratégico que sirva a un propósito.

En Syndicali, por ejemplo, como profesionales del marketing que somos, nos encanta el marketing de contenidos.

Nos apasiona crear contenido que sirva de ayuda a nuestros lectores, pero sabemos que el teclado estará siempre ahí y que lo verdaderamente importante es crear un plan de marketing estratégico que nos ayude a alcanzar los objetivos que perseguimos.

Es probable que estés pensando en que no merece la pena invertir el poco tiempo que tienes en crear una estrategia de marketing habiendo otras muchas cosas urgentes que hacer.

Puede parecer pretencioso, pero no lo es: no tienes en estos momentos, nada más importante que hacer que crear un plan de marketing estratégico.

Pero vayamos al grano ¡el tiempo es oro! Las funciones más importantes de un plan de marketing son:

Evaluar la situación actual

Conocer con profundidad la situación actual de la empresa es crucial para saber hacia dónde debemos llevarla. No es lo mismo una empresa de reciente creación que una que lleva tiempo en mercado o una que está sufriendo un proceso de reestructuración.

En esta fase, debes contemplar:

  • Qué recursos tienes. Recursos no significa únicamente dinero contante y sonante. Desarrollar acciones de marketing de contenidos puede ser factible si los empleados pueden proporcionar material para crear artículos, infografías, etc.
  • Cuál es tu nicho de mercado. Los mejores negocios y los equipos de más talento pueden fracasar si no hay mercado para una idea, por excelente que sea. Testar tu mercado y saber si hay o no interés en tus productos o servicios es un favor que te debes a ti mismo y a tu empresa.
  • Fortalezas y debilidades internas. Un excelente servicio al cliente puede ser la clave del discurso de toda una empresa, así que debes saber en qué eres bueno y en qué no.
  • Oportunidades y amenazas externas. Si la competencia tiene recursos y capacidad para copiar tus ideas en poco tiempo, es una amenaza que deberías contemplar en tu plan de marketing estratégico.
  • Cuál es la competencia. No sería la primera vez que un plan de marketing tiene un apartado específico con estrategias que ayuden a diferenciar la marca de la competencia. Qué te hace diferente y por qué son dos de las grandes preguntas de los usuarios para los que debes tener respuesta.
  • El entorno, con sus oportunidades y desafíos sociales, económicos, políticos y tecnológicos. Lanzar un producto de lujo en plena recesión económica no parece lo más inteligente del mundo, ¿no crees? El entorno y su realidad es clave. De hecho, las grandes empresas esperan a que capeen temporales políticos y económicos para tomar decisiones. ¿Por qué tú no?
  • Los problemas críticos que deben solucionar las acciones de marketing. Si acabas de lanzar tu marca, querrás vender. Pero para vender, necesitas que te conozcan y las acciones estratégicas es probable que deban ir más orientas en ese sentido.

Desarrollar tu estrategia de marketing

La segunda de las funciones que debe cumplir tu plan de marketing estratégico es el plan en sí mismo.

Aunque sea redundante y lo hayas visto en mil ocasiones, debe incluir:

  • Tu misión y visión empresarial.
  • Tus objetivos de negocio globales.
  • Tus objetivos de marketing.
  • Una descripción de tu nicho de mercado objetivo y cliente ideal.
  • Tu propuesta de valor.

Elaborar tu programa de acciones de marketing

Es hora de pensar qué vas a hacer para alcanzar tus objetivos con las cartas que te han tocado. Para ello, debes poner por escrito algunas de las cosas sobre las que llevamos tiempo hablando en el blog de Syndicali, como por ejemplo, el storytelling de tu marca.

Toma nota a las funciones del plan de marketing estratégico en esta fase:

  • Describe el discurso de comunicación de la marca.
  • Qué estrategia de precios se va a seguir.
  • Los canales seleccionados para hacer llegar los mensajes al público.
  • Qué acciones en cada canal se van a poner en marcha para lograr los objetivos.
  • El tono de comunicación de la marca en cada canal.

Determinar los indicadores de medición y los controles

Ningún plan estratégico de marketing está terminado si no hemos planteado cómo vamos a medir el éxito de las acciones que se pongan en marcha. Es uno de los aspectos más cruciales de cualquier estrategia.

Y no solo hay que determinar los indicadores de medición clásicos. Además, hay que definir qué recursos vamos a dedicar y qué soluciones se van a emplear en cada caso, en muchas ocasiones un mal proveedor de CRM puede dar al traste con cualquier acción de marketing.

Las funciones del marketing estratégico en la empresa

En esta fase, debes estar atento a:

  • Presupuestos y recursos humanos que se van a destinar.
  • Factores críticos para el éxito de la estrategia.
  • Indicadores de medición o KPIs.
  • Plataformas tecnológicas y aplicaciones para lograr los objetivos marcados.

Uno de los beneficios tangibles de tener un plan de marketing es que ayuda a que todas las partes involucradas estén en la misma página. No olvides que muchas de las acciones de marketing deben ser aprobadas y apoyadas por la gestión, ya que ellos son los que dedican recursos económicos y humanos al proyecto.

Además, este documento te servirá para involucrar a otros departamentos de los que probablemente vas a necesitar ayuda, como ventas, post venta, desarrollo, IT, recursos humanos y un largo etcétera.

El plan de marketing estratégico no es un secreto, es tu hoja de ruta para lograr los objetivos de la empresa y como tal, debes buscar la colaboración de todos lo que te puedan ayudar a conseguirlo.

Un último consejo: no crees tu plan de marketing y lo dejes en la estantería cogiendo polvo. Un plan de estas características es algo vivo, que se consulta, se corrige y se modifica con la nueva información de lo que funciona y lo que no.

¡No dejes que se muera!

Ejemplos de planes de marketing estratégico, GoPro

Seguro que la primera vez que oíste hablar de una cámara diminuta para grabar deportes extremos te pareció una idea poco atractiva.

A nosotros nos pasó. ¿Quién quiere grabar lo que ve por la montaña mientras escala montañas de miles de metros de altura?

Por lo visto, todo el mundo.

Y no creemos que sea casualidad que GoPro haya tenido tanto éxito como producto. Se trata sin duda de una cuidada estrategia de marketing y (por qué no) de un producto agradecido.

¿Cuál es el mérito indudable de GoPro?

Dos cosas: saber que vivimos en la era de querer verlo todo y saber que nos interesan las historias.

Por eso, su estrategia se basa no solo en potenciar la adrenalina de los deportes extremos, sino en comunicar que con una pequeña cámara en la mano, puedes contar al mundo pequeñas o grandes historias.

Es fácil entender cuál es el medio ideal de comunicarse que la marca tiene con el mundo: el vídeo. Los vídeos de GoPro están diseñados a la perfección para funcionar en las redes sociales globales como YouTube, Twitter o Vine.

Pero no todo ha sido cuestión de recopilar las mejores historias y ser consciente de la era de la imagen en la que vivimos.

Además, GoPro ha sabido (estratégicamente) poner de su lado a las comunidades clave, generando un increíble reconocimiento de marca en su medio, el deporte extremo, pero también en otros muchos, como las fuerzas de seguridad y los viajeros.

Otro de los aspectos clave de la estrategia de GoPro es el contenido generado por el usuario.

De hecho, GoPro mejora constantemente la tecnología que necesitan los usuarios para editar, cargar y compartir sus videos.

Este simple hecho se ha convertido en una estrategia de marketing increíble con grandes beneficios: los marcos de inicio y final de GoPro, por ejemplo, se han vuelto reconocibles para los usuarios, creando expectativa entre los mismos, ya que saben que van a ver contenido que entusiasma y entretiene.

Principales fortalezas de la estrategia de marketing de GoPro

  • Excepcional sinergia plataforma / canal, con contenido altamente emocional.
  • Atraer comunidades específicas y mercados clave.
  • Alentar el contenido auténtico, compartible, generado por el usuario.
  • Mantener una fuerte visibilidad de la marca y el logotipo en todo el contenido.
  • El contenido está ligado irrevocablemente al producto de la marca y es parte de su propuesta de valor.

¿Nos cuentas tus ideas para desarrollar un plan de marketing estratégico que garantice una gran marca? Te esperamos en los comentarios.

¿Quieres ver Syndicali por dentro?

Regístrate ahora para acceder al primer stock de contenidos en español