0 elementos
+34 657 818 109 / +34 666 734 744contacto@syndicali.com

Marketing viral ejemplos

por | Mar 12, 2019 | MARKETING | 0 Comentarios

El marketing viral es el oscar al mejor protagonista al que todo marketero desea estar nominado, aunque la realidad es que son muy pocos los afortunados que consiguen la nominación y aún menos los que se alzan con esta ansiada estatuilla.

A lo largo de este artículo haremos un repaso por la definición de marketing viral y veremos algunas claves y ejemplos de acciones de marketing que han conseguido volverse virales.

¿Qué es el marketing viral?

El marketing viral es un tipo de marketing que incluye técnicas que tienen como objetivo atraer el interés y potenciar las compras de los consumidores a través de acciones en redes sociales y servicios electrónicos que las expandan como si se tratara de un virus.

Se trata de generar la mayor cobertura mediática en el menor tiempo posible valiéndose para ello de temas de gran interés que impacten en la audiencia.

Como mencionamos, la rapidez en la distribución del contenido y la propagación directa de persona a persona, son dos de las señas de identidad principales que caracterizan al marketing viral.

Por su parte, el UGC o user generated content encabeza la lista de efectos que se quieren lograr con este tipo de marketing.

¿Qué hace que unos contenidos se viralicen y otros no?

Tras la definición que acabamos de dar, puede parecer que los contenidos virales están más cerca de nuestros resultados de lo que creíamos, pero la realidad es que, tal y como mencionábamos al principio del artículo, no es sencillo en absoluto destacar entre la multitud y eliminar el ruido existente en el gran mercado que es Internet. Ni qué decir tiene que aún más complicado es conseguir que los consumidores escuchen y se unan a la conversación.

En este punto, es necesario aclarar que no es lo mismo un contenido altamente compartido que un contenido viral.

El contenido que es compartido por un gran número de usuarios es infinitamente inferior en cantidad al contenido viral que consigue, en muchos casos, hasta paralizar las redes sociales y dar un impulso exponencial a la marca o negocio.

Y llegados aquí, nos planteamos la pregunta del millón: ¿qué hace que un contenido se vuelva viral?

Para intentar, ya hemos dicho que conseguirlo es otra historia, que nuestras piezas de contenido sobresalgan hasta la viralidad hay que tener en cuenta algunas características asociadas al contenido viral.

Claves para tratar de ganar viralidad para nuestros contenidos

1/ Priorizar los contenidos informativos y que inspiran

Es práctica habitual y diaria entre los usuarios buscar nueva información que les facilite su trabajo o les ayude a desarrollarlo de una mejor manera.

Los contenidos ricos en información suelen ser susceptibles de ser altamente compartidos.

Por lo anterior, si queremos atraer la atención de los usuarios, deberemos contribuir a ello con piezas que compensen el tiempo que nos dedican.

Así, una gran forma de conseguir contenidos virales es mediante historias que inspiren a nuestra audiencia.

Seguro que en este momento, te vienen a la cabeza al menos dos o tres historias inspiradoras que te han motivado a compartirlas con tu entorno nada más verlas.

2/ La calidad importa pero no es determinante

Si eres lector habitual de este blog, ahora estarás pensando que hemos cambiado de bando por interés.

Siempre hemos defendido, y lo seguiremos haciendo, la calidad de los contenidos por encima de todo, pero en el caso de los ejemplos virales, existen excepciones.

Sigue leyendo y danos un minuto para que te expliquemos el porqué de este título que tanto te ha desconcertado.

En cualquier pieza que creemos la calidad es importante pero existen por cientos o miles los ejemplos de contenidos que se han vuelto virales teniendo un presupuesto bajísimo asociado a su producción.

¿Cuántos vídeos virales han desbordado YouTube siendo grabados con una cámara personal y en casa?

Piensa en todos los casos de éxito de youtubers que emiten de una forma regular contenidos llenos de información de interés para sus audiencias objetivo que los premian compartiéndolos por doquier.

3/ Aprovechar los momentos más idóneos

Aprovecharnos de los temas más populares en cada momento hace que la probabilidad de que los usuarios vean nuestros contenidos y los compartan sea mayor.

Si son populares es porque la gente está interesada en ellos, ya sea a nivel local o a nivel mundial. Dar con el punto de interés y popularidad tiene su recompensa en cuanto a aumentar la probabilidad de viralizar un contenido.

4/ Demostrar el compromiso con la audiencia

Si la audiencia siente que la marca está a muerte con ellos, esto se puede traducir en que también decidan involucrarse de forma activa con la marca.

Una audiencia involucrada es una audiencia que repite visitas y que en última instancia puede ser sinónimo de conversiones.

No sólo se trata de crear contenidos de interés, la parte en la que la marca hace partícipe a sus usuarios, por ejemplo respondiendo preguntas, es una excelente manera de dar a nuestros lectores o seguidores una razón de peso para seguir consumiendo y compartiendo nuestros contenidos.

A todos nos gusta sentirnos escuchados, esta es la clave.

5/ Poner el foco de atención en el público objetivo

¿Queremos que nuestro contenido sea viral? Pues entonces primero tendremos que entender y conocer a la perfección a nuestro público objetivo.

Ya hemos dicho que la viralidad sólo se consigue si hablamos a las personas de una forma convincente y les provocamos un deseo irresistible de compartir lo que están leyendo, viendo o escuchando.

Los profesionales de marketing al mando de convertir una campaña en viral deberán analizar y tener perfectamente definido el perfil de cliente objetivo.

Para ello deberán contar con información demográfica y psicográfica, así como tener datos del comportamiento en redes sociales y de las preferencias de contenido que tienen.

Una forma sencilla y rápida de conseguir esta información es hablando con un número determinado de los clientes que tenemos en cartera y acercarnos a aquellos con la etiqueta de potenciales. La idea es que todos ellos nos compartan sus reflexiones y nos den el feedback que necesitamos para diseñar un contenido con probabilidades de ser viral.  

6/ Elegir los canales sociales más adecuados

No es un secreto que cada red social es un mundo aparte con sus propias señas de identidad y con sus propias “reglas” de actuación.

Por lo anterior, es tremendamente importante elegir el contenido que vamos a crear y distribuir en cada una de ellas.

Instagram, Twitter, LinkedIn y Facebook son buenas plataformas para intentar conseguir campañas de marketing viral. Sin embargo, el contenido que creamos en ellas diferirá según cuál sea la que elegimos para este fin.

Ver cuáles son los puntos fuertes de cada red social nos ayudará a conseguir el éxito y a viralizar nuestras creaciones.

Las stories de Instagram o las publicaciones en LinkedIn Pulse son claros ejemplos de esto que te acabamos de contar.

7/  Buscar contenidos con alto engagement

La mayoría, por no decir todas, las redes sociales cuentan con sus propios algoritmos que clasifican los contenidos según la probabilidad de respuesta por parte del usuario.

Cuando un contenido es a priori considerado por un algoritmo como “altamente compartible” porque cumple unos parámetros de engagement de los seguidores, la probabilidad de que se posicione en la parte superior de la página es mayor.

Por el contrario, si el algoritmo considera que un contenido es menos atractivo, la clasificación del mismo se acercará irremediablemente a la parte inferior de la página.

El contenido con engagement tiene como premio que será compartido y difundido por más usuarios, mientras que los trabajos que no gozan de un buen nivel de engagement y de alcance se defenestran y caen en el olvido.

8/ Apoyarnos en la publicidad para potenciar la visibilidad

Si nuestra empresa o negocio no tiene un gran tamaño puede que la idea de optar a un contenido que se viralice pueda parecernos descabellada.

En este caso, por ejemplo, recurrir a anuncios de pago en redes sociales puede ayudarnos a dar una mayor visibilidad a nuestra campaña de contenidos.

¿Y qué tal si nos arriesgamos y apostamos por anuncios dirigidos a usuarios con cierto nivel de influencia? Si este tipo de usuarios comparten nuestro anuncio éste se transmitirá a un público más amplio tentando resultados más rentables y eficaces.

9/ Crear llamadas a la acción que sean claras

Tenemos que intentar ponérselo muy fácil a los usuarios y no dejar nada al azar. El usuario no está ahí para adivinar ni nuestras intenciones ni nuestros objetivos, por lo que deberemos guiarle de la mano para que haga justo lo que queremos que haga.

Además de compartir y manifestar que les gustan nuestros trabajos, también podemos invitarles a llevar a cabo otras acciones específicas como registrarse en pruebas gratuitas o realizar compras aprovechando cupones de descuento que ponemos a su disposición. Acceder a productos o servicios en los que el coste monetario es menor que de costumbre, es un buen gancho para incitar al consumidor a comprar y a que invite a otros usuarios a aprovecharse de la ventaja económica de adquirir en ese preciso momento.

10/ Compartir contenido fresco y que sea novedad

Si siempre creamos piezas con la misma estructura o con una que ya hemos utilizado en otras campañas, corremos el riesgo de caer en la más absoluta de las monotonías o incluso lo que es más grave, puede que sea directamente la clave para que nuestro contenido sea ignorado o consiga una visibilidad negativa para la marca.

Probar fuera de la zona de confort y crear piezas que se salgan de lo habitual tiene muchas más probabilidades de despertar la curiosidad de aquellos que forman parte de nuestra audiencia.

Apostamos a que ahora es cuando estás recordando al menos un par de campañas que se hicieron virales por ser totalmente disruptivas y novedosas.

Ejemplos de las mejores acciones de marketing viral

A continuación, veamos un ranking de  4 ejemplos de acciones de marketing viral:

  1. Eugene, el huevo de Instagram.
  2. Movember.
  3. Amo a laura de MTV.
  4. El ijam.

Vamos con ellos uno a uno.

1/ El huevo de Instagram

Recientemente nos encontrábamos con una publicación en Instagram que en un tiempo récord conseguía desbancar de la lista de “me gustas” a la propia Kylie Jenner, quien hasta ese momento se enorgullecía de ser la reina de los “me gustas” en esta red social.

En qué consiste el marketing viral

Más de 53 millones de likes a la fecha de publicación de este artículo, hacen que esta acción pase a los anales de la historia de internet como una campaña de marketing viral de éxito y digna de ser estudiada.

Al margen de polémicas de si hubo seguidores comprados o no, la realidad es que Eugene (que es como se llama el huevo) consiguió atraer sobradamente la atención hacia lo que quería, que no era otra cosa que alertar de los cada vez más problemas de salud mental y llevar a un sitio web en el que se muestra una lista con países y distintos servicios de salud mental disponibles.

2/ Movember

Movember o lo que es lo mismo Moustache+November, es un gran ejemplo de marketing viral que ha conseguido movilizar a millones de hombre a lo largo del planeta en un una campaña de marketing viral que se sucede año tras año.

Todo empezó en un pub en Adelaida, Australia, donde un grupo de hombres decidieron llevar a cabo acciones para contribuir a campañas de caridad para distintas organizaciones. La idea era fácil, no afeitarse y dejarse crecer el bigote.

En esa primera campaña de 1999 y totalmente a nivel local participaron alrededor de 80 hombres que en 2003 consiguieron que su iniciativa ya fuera considerada como un fenómeno social y que se creara la “Fundación Movember” adquiriendo tintes a nivel mundial.

16 años después, los beneficios de la fundación se cifran en cientos de millones y los países que participan siguen aumentando.

Todo el mundo quiere aportar su granito de arena y apoyar los programas de salud para hombres que ayudan a combatir el cáncer de próstata, testicular, la salud mental y la prevención del suicidio.

Un buen ejemplo de marketing viral

3/ Amo a laura de MTV

A un nivel menos global pero orquestada por una compañía multinacional, encontramos la campaña de la MTV y su “Amo a Laura”.

La idea era que esta cadena entrara en el mercado televisivo español por la puerta grande y para ello, creó una campaña con distribución exclusiva en Internet.

¿Cómo lo hicieron? Pues sirviéndose de una canción ridículamente pegadiza de la que todo el mundo se puso a hablar e incluso a tararear.

Si no nos crees puedes recordarla en el siguiente vídeo.


Además de las cifras asociadas a reproducciones, esta campaña acumuló un gran número de premios en 2006/2007. Entre otros, el premio platino en el festival publicitario El Sol en 2006 y el premio eficacia AEA ese mismo año.

4/ ijam

Terminamos este artículo con un ejemplo muy ibérico de marketing viral.

Se trata nada más y nada menos que del “ijam” que unía en una misma campaña al marketing, al jamón y a la tecnología.

Esta combinación de elementos que, a priori, se antoja tan absurda como imposible no lo fue, gracias en gran medida a la creatividad de la agencia Shackleton que prepararon lo siguiente:


Al momento de publicar este artículo, el vídeo en YouTube alcanza casi las 500 mil visualizaciones desde la cuenta de la propia Shackleton, y también se cuentan por miles las sonrisas que ha arrancado en los usuarios.

En Syndicali admitimos haberlo “consumido” en más de una ocasión y haberlo distribuido en redes sociales y servicios de mensajería.

El objetivo de la agencia de que las conversiones se incrementaran funcionó a la perfección, por lo que este ejemplo de marketing viral también se alza con la etiqueta de caso de éxito.

Ahora dinos, ¿qué otros ejemplos de marketing viral te han llamado la atención? ¿Nos los compartes en los comentarios?