0 elementos
+34 657 818 109 / +34 666 734 744contacto@syndicali.com

10 RETOS A LOS QUE  SE ENFRENTA EN CADA PROYECTO UN MARKETERO DE CONTENIDOS

Rocío García Algora

Cuando me preguntan: “¿cómo escribir?” siempre respondo: una palabra a la vez.

No lo digo yo, son palabras del escritor estadounidense Stephen King. Admiro esa facilidad para hilar palabras y contar una historia que conecta con el lector, que le emociona, que le remueve…que le vuelve adicto a su lectura.

Nunca he escrito una novela, aunque sí he escrito cientos de artículos. Si bien no conozco de primera mano los desafíos a los que se enfrenta un novelista, afronto cada día los retos que supera un marketero de contenidos para presentar un buen trabajo.

En este post he recopilado estos 10 retos esenciales, estructurados en tres momentos diferentes – pre, durante y post contenidos-  a los que nos enfrentamos los marketeros en cada nuevo proyecto.

Desafíos antes de crear contenidos

Es el momento del calentamiento, de prepararse antes de ver cara a cara el folio en blanco. Todo el trabajo que se realice en esta fase repercute muy positivamente en el resultado final.

Encontrar temas destacados

Con todos los temas que existen, parece mentira que encontrarlos sea un reto en sí mismo, pero así es. Cada vez la competencia es más alta en la web y redactar supone una importante inversión de tiempo y/o dinero, así que mejor que sea rentable desde el primer minuto.

Junto a la competencia, el interés del contenido. Numerosas herramientas SEO te muestran la competencia de un término y el interés en volumen de búsqueda que tiene. En términos generales, no tiene mucho sentido escribir sobre algo que no le importa a nadie, ¿verdad?

Encontrar el tema es el primer objetivo de cualquier marketero (a no ser que te venga dado)

Analizar a la competencia

Como he mencionado líneas más arriba, cada vez somos más numerosos en el entorno digital. A diario se publican, en cada país, miles de informaciones que compiten por conseguir un mejor puesto en el ranking de los buscadores. Si no estás en el top 10, tus opciones para que te encuentren se reducen drásticamente.

Aunque no solo hablo de competencia en buscadores. También se generan a diario grandes volúmenes de información en las redes sociales y, en definitiva, en cualquier plataforma en la que estemos expuestos.

Conocer y analizar a la competencia es un punto clave para superarles. Analizamos qué hacen y cómo lo hacen para detectar sus debilidades y convertirlas en nuestras fortalezas. Además, la competencia siempre puede convertirse en una importante “fuente de inspiración”.

Analizar a la competencia nos aporta información muy ventajosa

Investigar el contenido

Con toda la información que existe sobre la faz de la tierra, es imposible conocerlo todo. Incluso la temática que nos gusta y sobre la que tenemos mayor control, tiene tal nivel de profundidad que requiere de investigación igualmente.

Además, conocer con mayor detenimiento un tema concreto te permite llegar a enfoques originales y a conclusiones nuevas que hubieran sido inalcanzables  sin tomar y contrastar un dato de aquí y de allá.

¡Cuidado! que no se trata ni de copiar ni de hacer un refrito con un poquito de aquí y otro poco de allá. Hablo de investigar, de adquirir e interiorizar conocimientos para hacer una creación única.

La investigación enriquece cualquier texto.

Conocer la audiencia a la que nos dirigimos

No es lo mismo escribir para adolescentes que para emprendedores. No utilizas el mismo vocabulario, ni el mismo estilo cuando te diriges a mujeres embarazadas que cuando lo haces a apasionados del motor.

Cuando escribes un artículo no solo buscas aportar contenido de valor, sino también conectar. Y lo consigues cuando cada una de esas personas que te leen, sienten que escribes para ella.

La empatía es una de las características que debemos desarrollar los marketeros de contenido: conocer a la audiencia a la que nos dirigimos y ponernos en su lugar.

Conocer a nuestra audiencia nos permite escribir textos que conectan.

Desafíos durante la creación de contenido

Nos ponemos manos a la obra, ya estamos teclado en mano. De un lado, botella de agua; de otro, cuaderno con apuntes y estructura. Y ahora, ¿qué retos nos esperan?

Responder a la intención de búsqueda del usuario

En la fase previa hemos realizado un análisis de la temática y la hemos investigado. Conocemos a nuestra audiencia así que sabemos en qué estilo movernos, qué terminología debemos utilizar.

Si necesitas contenidos de marketing digital, Rocío García Algora es periodista especializada

Es hora de dar forma a las palabras y lo hacemos con el objetivo de responder a la intención de búsqueda de quién nos lee: ¿nuestro artículo es informacional?, ¿está orientado a venta?, ¿buscan unos datos muy precisos o es un tema para trabajar en profundidad?

Si el lector se marcha frustrado, es muy probable que no vuelva a visitarte.

Por otro lado, si le damos la información que necesita, será una experiencia positiva para él lo que posibilita que nos convirtamos en una fuente de alto valor a la que recurrir cuando lo necesite.

Dar a tu lector lo que necesita en cada momento te convierte en referente.

Equilibrio buscadores / usuarios

No lo puedo evitar, aquí se nota mi formación en posicionamiento para buscadores.  Entiendo que si escribimos y publicamos, esperamos que alguien nos lea. Actualmente, el principal canal de información es Google: queremos conocer algo y lo “googleamos”.

De ahí que al escribir no solo tengamos presente al usuario, -aunque es el más importante-  sino también a Google. Existen diferentes pautas SEO que facilitan la comprensión a los buscadores y que considero hay que tener en cuenta a la hora de redactar.

Uso de palabras clave, semántica relacionada, encabezados, viñetas, negritas, enlazado…si en un sólo texto podemos hacer felices a usuarios y buscadores, ¿por qué no hacerlo?.

Escribir para el usuario, sin olvidarnos de los buscadores.

Recursos multimedia

Se suele pensar que contenido es solo texto, pero esto no es así. Un marketero de contenidos no sólo escribe, también diseña infografías, publica fotografías, vídeos, podcast…

Al final de lo que se trata es de ofrecer contenido de valor de la mejor manera posible, y si a un texto le complementamos con imágenes, infografías o cualquier otro material, ¡mucho mejor!

Es más, con diferentes formatos amplías la accesibilidad y así, quizá esa persona que tiene problemas de visión, puede disfrutar de tu contenido con un podcast; o si se dispone de poco tiempo, con un simple vistazo a las imágenes y destacados de una infografía la información queda concisa y clara.

Enriquecer los textos aporta mayor valor.

Después de la elaboración de contenido

Ya tenemos nuestro artículo escrito, y además hemos diseñado una infografía que va perfecta para compartir en las redes sociales. ¿Y ahora qué?

Plazos de entrega

No hay nada menos profesional que no cumplir con un plazo de entrega. Por eso, los marketeros de contenido debemos llevar una gestión impecable de nuestro calendario editorial.

Cuando asumimos un trabajo tenemos que estar al 150% seguros de que aunque llueva, truene y se nos vaya internet, el contenido estará listo para la fecha señalada. Y si puede ser antes, mejor.

Cumplir con los plazos de entrega es esencial. Si no se cumple, el resto no sirve de nada.

Promoción

El contenido es entregado en la fecha señalada. El resultado es bueno y satisface tanto a cliente como a marketero. Bien, ¿y si te digo que realmente todo comienza ahora?

Dicen los expertos que hay que dedicar un 40% a la elaboración del contenido y un 60% a la promoción. Imagina, 9 de los 10 puntos supone un 40% y solo la promoción se lleva más de la mitad del trabajo que se debe realizar, ¡uoooooooo!

Marketing de contenidos para empresas, Rocío García Algora

Si quieres que tu contenido se vea…¡muévelo! y si aún tienes poca comunidad en redes o visibilidad en buscadores, invierte. No dejes que tus artículos sufran el síndrome “cri, cri”

Nadie puede valorar un buen contenido si no llega a él.

Refresh

El último punto hace referencia a refrescar los contenidos. Esto es, contenidos que fueron publicados hace tiempo pueden y deben ser actualizados, mejorados, ampliados y, de nuevo, promocionados.

Si dispones de muchos contenidos ya publicados, merece la pena revisarlos y prestarles atención, antes de seguir creando nuevos constantemente.  

Refresca tus contenidos más antiguos, puedes tener grandes tesoros bajo el polvo.

¿Por qué me fascina el Marketing de Contenidos?

No se me ocurre mejor manera de responder a esta pregunta que con otra cuestión: ¿cómo no va a fascinarme un proceso tan creativo?

Es cierto que he expuesto hasta 10 retos a los que hacemos frente con cada nuevo proyecto, en los que se entremezclan trabajos de analítica, de empatía, de gestión del tiempo y de talento.

Aprendemos durante todo el camino de creación, aportamos nuestro conocimiento en los diferentes ámbitos que controlamos y el destino final es una obra única y original, en la que siempre hay algo de nosotros.

Decía Stephen King que “el éxito viene determinado no solo por el talento, sino también por el esfuerzo”. Estos retos expuestos son el esfuerzo del que habla el escritor; el talento es esa parte de nosotros que dejamos en cada creación.

Y créeme. La creatividad es adictiva.

Las opiniones y puntos de vista expresados en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no necesariamente reflejan las opiniones de Syndicali ni de los miembros de su equipo directivo.

Rocío García Algora

Creativa, analítica y apasionada de mi profesión. He trabajado para grandes empresas -Santillana, Yahoo, Cuatro, Mediaset – hasta que en 2015 emprendo por mi cuenta. Sociable, optimista, amante de la Naturaleza y de los animales. Cada día salgo en busca de un nuevo atardecer. La vida me reta y yo no hago más que aprender. Mi lema: “Si emociona pensarlo, imagínate conseguirlo”.

Salud y Bienestar

Redes Sociales

Gastronomía

Turismo y Ocio

Varios