0 elementos
+34 657 818 109 / +34 666 734 744contacto@syndicali.com

Redactor de contenidos web

por | Dic 18, 2018 | AUDIENCIAS | 0 Comentarios

Asistimos a continuos cambios en las posiciones laborales relacionadas con el marketing de contenidos, donde uno de los perfiles estrella es el de redactor de contenidos web.

Pero ojo, ser un redactor web que destaque no sólo pasa por saber escribir, las responsabilidades de este puesto van mucho más allá.

El objeto de este artículo será mostrar los aspectos fundamentales relacionados con este perfil para que la elección del mismo sea acertada.

Para desarrollar más ampliamente los consejos a la hora de elegir a este profesional, lo primero que debemos conocer son las responsabilidades que tendrá.

12 responsabilidades de un redactor de contenidos web

Como decíamos, para cubrir este puesto profesional hay que contar con una serie de habilidades (las veremos más adelante) que cubran las responsabilidades básicas intrínsecas a este cargo.

A saber:

1/ Escribir artículos para el blog

Entra dentro de toda lógica que un buen copy tendrá que ser bloguero o al menos conocedor de los entresijos que encierra un blog.

Saber gestionar un blog en cuanto a extensiones, temáticas, estructura, tendencias SEO para blogs y frecuencia de publicaciones serán, entre otros, aspectos en los que deberá manejarse con destreza.

2/ Diseñar el copy con el que promocionar productos y servicios

No sólo se trata de escribir, sino que en muchos casos las publicaciones deberán ir acompañadas de su respectivo trabajo de copy en el que se haga hincapié en la promoción de los productos que vendemos o los servicios que ofrecemos.

Dominar este tipo de redacción con el que buscamos aumentar el conocimiento de la marca y persuadir a una persona o grupo para que realice una acción en particular, entra dentro de las acciones que todo redactor de contenidos web debe saber realizar.

Redactor de contenidos web, consejos para elegirlo bien Syndicali

3/ Nutrir con contenido, tanto nuevo como actualizado, la web y los distintos perfiles sociales

Es evidente que una de las tareas principales será crear aquellos contenidos nuevos con que la marca busca cumplir sus objetivos. Pero también, deberá emplearse en actualizar los contenidos existentes para lograr que se muestren en todo momento actualizados y transmitan esa imagen a quienes accedan a ellos.

En marcas con un alto volumen de contenidos creados, se hace necesario que aquellos contenidos que no sea evergreen se actualicen cada cierto tiempo. Este aspecto es tenido en cuenta de forma muy positiva por parte de Google a la hora de “premiar” el mejor posicionamiento de los contenidos.

El encargado de redactar los contenidos web será capaz de hacer que esta actualización sea adecuada (un par de cambios no son suficientes) en los términos en que Google considera óptimos.

4/ Editar, reestructurar (en caso necesario) y revisar los artículos de autores

Cuando los trabajos provienen de otros autores, ya sean internos de la empresa o externos -autores invitados-, se impone que el profesional haga una labor de revisor en la que si es necesario, reestructure y aplique las correcciones que considere para mejorar el artículo.

En ese trabajo de reestructuración y corrección, se incluirán desde cambios de estilo y tono hasta cambios en los títulos y subtítulos que favorezcan la legibilidad, la comprensión del texto o la optimización de cara a motores de búsqueda.

5/ Optimizar cada pieza en busca de incrementar el engagement

Para conseguirlo podemos apoyarnos en unas cuantas “muletillas” que tenemos a nuestro favor.

No son todas, pero algunas de las más importantes son:

  • Publicar contenidos de valor para la audiencia.
  • Escuchar sus opiniones y demostrárselo.
  • Mostrar la cara más humana de la marca para favorecer un acercamiento.
  • Cuidar las imágenes y experimentar sin miedo con distintos tipos de contenido visual.
  • Publicar periódicamente y a las horas que mejor funcionan para nuestra audiencia.
  • Hacer preguntas en las publicaciones que abran discusiones o comentarios.
  • Cuidar cada uno de los títulos y hacerlos atractivos para el lector.
  • Incluir CTAs o llamadas a la acción que provoquen acciones.

6/ Diseñar y planificar el envío de las newsletters periódicas

Entre los contenidos de los que se tiene que hacer cargo un redactor web está el envío de forma periódica de newsletters.

Pero deberá ocuparse no sólo de diseñarlas y enviarlas, sino también de analizar su funcionamiento (sus resultados) en cuanto a tasa de apertura y de clics.

No debemos perder de vista que un diseño y una redacción adecuada de las newsletters redundará en mejores tasas y en un mayor apoyo en la distribución de nuestros contenidos.

Syndicali, funciones de un redactor de contenidos web

7/ Estar al día de temas y profesionales de relevancia asociados al sector

Como profesional de marketing digital, el redactor deberá saber qué temas son susceptibles de buenos resultados entre la audiencia.

Así mismo, se preocupará de investigar los temas que son tendencia o que aportan noticias de actualidad relacionadas con el marketing o con el sector en el que se desempeña la marca.

Controlar y estar en contacto tanto con profesionales veteranos como con nuevas promesas le permitirá una serie de acciones (comarketing, curación de contenidos, etc.) que siempre son bien recibidas por parte de los usuarios.

8/ Cuidar de las imágenes de cada contenido en estrecha colaboración con los diseñadores

Tan importante como la redacción son las imágenes que acompañan a los contenidos que se crean.

Por este motivo, el redactor deberá mantener un contacto fluido con los diseñadores que le apoyarán de la mejor manera posible a la hora de diseñar creatividades de todo tipo.

Pero, sobre todo, imágenes que seguirán al pie de la letra la estética que la empresa tiene como propia y que harán que tanto texto como imágenes se graben en la mente de los lectores y sean fácilmente identificables.

9/ Optimizar el contenido creado en base a criterios SEO

En muchos de los artículos de Syndicali ya hemos manifestado nuestra firme convicción de que los contenidos y el SEO han de ir de la mano, la verdad es que no nos cansaremos de repetirlo una y otra vez.

Un contenido no optimizado para ser encontrado es un contenido fantasma y un buen redactor lo sabe y lo usa a su favor. Visto de otra forma, sabe que no puede permitirse el lujo de que sus contenidos pasen desapercibidos por lo que buscará la mejor y mayor exposición posible.

Resumiendo, debemos estar tan preocupados por crear contenidos de valor como de hacer que sean tan visibles en buscadores como podamos.

10/ Estar al tanto y gestionar el calendario editorial para asegurar publicaciones regulares y evitar vacíos de publicaciones

Una de las acciones más importantes a la hora de gestionar los contenidos de una marca consiste en garantizar la continuidad de las publicaciones.

Ya hemos dicho que es tarea del redactor digital suministrar contenidos y en ese sentido deberá controlar que siempre hay contenidos suficientes para atender la periodicidad de publicaciones que la marca se ha puesto como objetivo.

Los vacíos de publicaciones dan una imagen no demasiado positiva de la marca y se deberán controlar en la medida de lo posible.

11/ Aportar ideas sobre nuevas temáticas de interés y valor para la audiencia

Con cada vez mayor frecuencia, nos inunda la sensación de que todo está escrito. Pero la realidad es que siempre hay un resquicio por el que colar un contenido de valor que capte la atención de la audiencia.

Conseguirlo no es imposible y el copywritter debe ser lo suficientemente sagaz para saber que lo podemos lograr con un nuevo tema alejado del más de lo mismo o con un nuevo enfoque disruptivo pero altamente informativo de un tema ya tratado. El caso es salirse de lo típico y despertar la curiosidad de quien nos lee.  

12/ Realizar una medición de resultados en cuanto a tráfico web y engagement

Después de poner todo el arsenal de acciones que tiene en la recámara y que acabamos de comentar, el profesional tendrá que ver si funcionan o no.

Y aquí deberá medir los resultados de los contenidos, para ello revisará, entre otras métricas, las tasas de rebote, el tiempo de permanencia en cada página o en cada pieza de contenido, el número de nuevos usuarios que tiene en un periodo determinado, etcétera.

Con todos los datos en la mano, extraerá información sobre los temas preferidos de la audiencia, los formatos que funcionan, los contenidos que hay que pulir o lo que hay que desechar.

Algunos requisitos y habilidades asociados al perfil del redactor de contenidos web

A pesar de que la lista final de requisitos para el puesto vendrá marcado por cada empresa, estos son algunos de los requisitos generales que se suelen pedir a estos profesionales digitales.

1/ Experiencia demostrada de X años en puesto similar.

2/ Portafolio de trabajos publicados.

3/ Dominio del idioma.

4/ Conocimientos acreditados de redacción y edición digital.

5/ Experiencia demostrada con sistemas de gestión de contenidos (CMS).

6/ Conocimientos de SEO e investigación de palabras clave.

7/ Grado en marketing, periodismo, comunicación o similar.

Otras habilidades

Veamos en modo batería rápida, algunas otras habilidades que caracterizan a estos profesionales:

  • Capacidad de síntesis.
  • Creatividad.
  • Dotes como investigador y documentalista.
  • Espíritu innovador.
  • Visión de futuro.
  • Amplio bagaje cultural.
  • Organización del trabajo.
  • Espíritu de equipo.
  • Manejo de redes sociales.
  • Amplio conocimiento de directrices de Google.

¿Se te ocurre alguna otra habilidad que consideres fundamental para ser redactor de contenidos web? ¿Nos la cuentas en los comentarios?